Cómo organizar una gran fiesta de discernimiento sinodal: Una receta de Discerning Deacons

Sesión del DEC en Abril de 2023 en St. Paul/Minneapolis - Foto cortesia de Brennan Hall

La semana pasada, en su Documento Final para la Etapa Continental del Sínodo Global, el Equipo Norteamericano del Sínodo indicó que todos necesitamos ser formados para la sinodalidad – ¡todos nosotros! ¿Cómo se produce esta formación? Poniéndonos manos a la obra. Todo lo que necesitamos es formar un círculo para escuchar, discernir y avanzar juntos. 

A lo largo del mes de abril, el pueblo de Dios en Philadelphia, Chicago y las Ciudades Gemelas de St. Paul/Minneapolis se reunió para discernir sobre "repensar la participación de las mujeres" en la Iglesia, la sección de seis párrafos de Ensancha el espacio de tu tienda, el documento de síntesis mundial. Basándose en lo que aprendieron, ¡aquí está la receta de Discerning Deacons para la formación sinodal!

Ingredientes
  • De 2,5 a 3 horas para un encuentro presencial
  • 1 1 espacio de reunión, preferiblemente con muebles móviles; una pantalla para proyectar imágenes y mensajes clave; y una acústica que garantice que todos puedan ser escuchados.
  • Una (o varias) docena/s de personas que necesitan escuchar la buena nueva de que la iglesia está "repensando la participación de las mujeres".
    • Añadir una pizca de bebés y niños pequeños para que el futuro esté muy presente.
    • Incorporar a unos cuantos adolescentes para no perder la esperanza. En Chicago, estudiantes de secundaria dieron la bienvenida a los participantes a medida que iban llegando, y en las Ciudades Gemelas una adolescente proclamó el párrafo 64 con todo su corazón.!
    • Añadir una pizca de padres, hermanos, hijos, maridos y sacerdotes que puedan invitar a otros a estar hombro con hombro con las mujeres.
  • 1 programa para trazar el camino. ¡La Guía del Participante (en inglés) de Minneapolis es un gran ejemplo!
  • 3 a 4 movimientos de oración para invocar al Espíritu Santo, abrir la Palabra, reflexionar en medio de las conversaciones sinodales y comisionar
  • facilitadores (ya sea un individuo o un equipo) con roles de soporte tales como un orador, alguien que tome el tiempo, alguien que tome notas, un intérprete, etc. 
  • 2 ó 3 preguntas para incitar a los participantes a hablar con franqueza sobre lo que más les importa
  • Al menos un planteamiento: ¿Cuál es el siguiente paso que los participantes pueden comprometerse a dar para seguir caminando juntos?
  • 2 evaluaciones: una para los participantes y otra para el equipo de planificación para facilitar el aprendizaje continuo 
  • Cambios de energía – véase al equipo de Minnesota presentando su salsa secreta para la conversión del corazón (inglés)
Pasos

Precalentar tu reunión
Enciende el fuego en tu espacio intensificando tus esfuerzos para invitar personalmente a las personas que más deseas que acudan a la reunión. En Filadelfia, los miembros del equipo identificaron a dos o tres personas a las que responsabilizaban de invitar y hacer un seguimiento del progreso, incluyendo información de contacto, en una hoja de cálculo compartida. Esto facilitó los recordatorios y los correos electrónicos de seguimiento. En las Ciudades Gemelas, la gente se reunía después de las misas. En Filadelfia se prepararon anuncios para el boletín y se encargó a algunas personas que extendieran la invitación desde el púlpito (ver las plantillas en los recursos de participación del equipo de Filadelfia).

Embellece tu Tienda
Transmite a tus participantes la importancia del evento y de su contribución al mismo transformando el espacio en el que se reúnan con expresiones sutiles de belleza. El equipo de Minneapolis utilizó manteles y centros de mesa sencillos. Se podrían utilizar estampitas, flores frescas o velas. Filadelfia y Chicago se aseguraron de que un icono de Santa Febe adornara el espacio. Construye un altar con objetos sagrados de tu equipo o de los participantes. El equipo de Chicago colgó en una pared cuatro grandes rollos de papel con sugerencias para que los participantes añadieran sus propias respuestas:
Comparte una esperanza, oración o sueño que tengas para nuestra iglesia
¿Hay algo de la Iglesia que te llena el corazón? ¿Qué te parte el corazón?
Escribe en el espacio en blanco ... Siento que pertenezco a la iglesia cuando ...
¿Qué impacto tendrían las mujeres diáconos en tu fe?

¡Recen!
Cimienta a tu gente en la oración, crea un sentimiento de unidad con un ritual, movilízalos con una ceremonia de nombramiento emocionante. Aquí está el sencillo servicio de oración de Filadelfia (en inglés) para abrir la sesión, que incluyó una danza de alabanza y una reflexión sobre Romanos 2:1-16(en inglés). Las Ciudades Gemelas incluyó un espacio para escribir un diario en su Guía del Participante(en inglés). Reza para que los participantes salgan con una misión que los fortalezca.

Convertirse en Pueblo
Crear un sentimiento de protagonismo colectivo en la sala: la sensación de que los participantes forman parte de un movimiento que se está desarrollando en nuestra Iglesia a todos los niveles, que lo que aportan es válido y necesario, y que no están solos en este viaje. Comienza la sesión tomando nombres: "¿Qué instituciones están presentes?". En Filadelfia, una ronda relámpago de presentaciones – nombre, parroquia y respuesta de 10 palabras a "¿Por qué dijiste sí a la invitación de venir hoy?" – dio lugar a más de 40 testimonios proféticos que generaron confianza en el grupo en menos de siete minutos. Si vas a organizar un acto en el que participarán personas de varias parroquias y otras organizaciones, considera la posibilidad de enmarcar a los participantes como "delegaciones" de esas instituciones. El equipo de Minnesota descubrió que esto ayudaba a los participantes a verse a sí mismos como "delegados" que volverían a sus propias comunidades preparados para crear experiencias similares para su gente. Chicago añadió una dosis de diversión a su reunión: disfrutar de un helado Rainbow Cone© ayudó a la gente a experimentar la alegría de convertirse en un pueblo en el camino sinodal. Chicago concluyó su reunión cantando el Feliz Cumpleaños a la Hna. Pat, que cumplía 94 años al día siguiente (y a quien quizás reconozcas de Band of Sisters) – ¡un recuerdo visible de que este es un esfuerzo generacional, para ser parte de la renovación de nuestra tradición viva!

Comparte cuatro cosas que creemos que todo católico debería saber:
–  ¡Estamos en Sínodo! El Sínodo sobre la Sinodalidad está en marcha y se celebrará una gran asamblea de obispos en Roma el próximo mes de octubre. El Papa Francisco nos extiende una invitación radical a convertirnos en una Iglesia sinodal; pero llegar a ser tal Iglesia no es un hecho y su resultado es incierto – ¡nuestra participación y liderazgo son necesarios! 
"Repensar la participación de las mujeres" ha surgido a través de las sesiones de escucha sinodales con millones de católicos de todo el mundo como un tema importante para la deliberación y el discernimiento para nuestra Iglesia Universal como parte del Sínodo Global.
Santa Febe, la diácona, fue una persona real (Romanos 16:1-2). Podemos ayudar a restaurar su memoria. Podemos ayudar a renovar el diaconado hoy para acompañar a la gente en las periferias – allí donde la luz de Cristo es más necesaria en nuestras comunidades.
El titular que sólo tú puedes escribir:   Escribe y comparte uno o dos párrafos sobre el impacto que tendría para ti o para tus seres queridos que nuestra Iglesia Universal sacara adelante estas propuestas y llamadas a la acción planteadas en Ensancha el espacio de tu tienda.

¡Ofrece a la gente una probadita del sínodo!
Al diseñar tu sesión, dale prioridad a este componente con tiempo y cuidado. Crea una experiencia de Iglesia en la que recibamos y reflexionemos sobre lo que millones de católicos de todo el mundo han aportado ya al proceso global del sínodo. Piensa en cómo tus participantes escucharán y rezarán con los seis párrafos sobre repensar la participación de la mujer en la Iglesia. El equipo de Minnesota seleccionó a miembros específicos de la comunidad para leer esos párrafos, sabiendo que ciertas voces amplificarían mensajes particulares. En Filadelfia, los voluntarios leyeron los párrafos en inglés y en español. Para dar forma a las conversaciones sinodales, Chicago elaboró unas preguntas diseñadas para ayudar a los participantes a compartir sus historias con el fin de iluminar temas de todo el mundo: "¿Qué te llena el corazón de la Iglesia? ¿Qué es lo que te parte el corazón?"; "¿Cuál es la imagen que tienes de una iglesia que te da esperanza o te inspira?" También hicieron un ejercicio de rellenar los espacios en blanco: Siento que pertenezco a la iglesia cuando... Me siento bienvenido en la iglesia cuando...  Sé creativo con la forma en que los participantes comparten las gracias de sus conversaciones: cada quien compartiendo una sola palabra, una instalación de arte con notas post-it, una galería con hojas grandes (cartulinas o posters) donde se capturen las percepciones del grupo. 

Motiva a la gente para el siguiente paso estratégico
Para asegurar que tu gente siga convirtiéndose en un pueblo después de la sesión, invítalos a reflexionar sobre lo que acaban de experimentar y a dar juntos algunos pasos siguientes como comunidad. La última página de la Guía del Participante (en inglés) de las Ciudades Gemelas se diseñó para que la gente pudiera arrancarla y captar sus impresiones al finalizar la sesión. Este es el ormulario de los próximos pasos(en inglés) de Filadelfia. Anima a las delegaciones a acordar una fecha para su propia reunión de seguimiento antes de marcharse del evento. Considera la posibilidad de enviar un correo electrónico de seguimiento a todos los participantes – y a los que estaban interesados pero no pudieron asistir – que incluya esos aprendizajes y compromisos. Canaliza la energía que has creado en una acción estratégica colectiva invitando a la gente a dar un paso concreto, como participar de un servicio de oración de Santa Febe o comprometerse a otra reunión con los interesados en caminar juntos para ayudar.  

¡Construye un Recuerdo!
Toma una foto del grupo y compártela con los participantes. Comparte tu reunión y sus frutos con Discerning Deacons(en inglés). Considera la posibilidad de escribir un artículo en el boletín de tu parroquia o en las noticias católicas locales. 

Echa un vistazo a los recursos compartidos aquí y a otros en nuestra carpeta de Recursos para Discernir con los párrafos 60-65 del DEC . ¿Quieres recibir un poco de entrenamiento? Apúntate a las "horas de oficina" con Maureen O'Connell, Directora de Compromiso con el Sínodo y la Educación Superior, el jueves 4 de mayo de 3 a 4 pm ET (Inscríbetey el lunes 8 de mayo de 7 a 8 pm ET (Inscríbete). 

Comparte este Artículo

Testigo
"[Espero que la Iglesia ordene mujeres al diaconado] para aportar un testimonio y una expresión más amplios de la vida, el amor y la presencia de Dios al pueblo de Dios. Las voces y el liderazgo de las mujeres sanarán, animarán y potenciarán las vidas de hombres, mujeres y niños. Provocará una nueva comprensión de la vocación eclesial y enriquecerá la vida familiar católica".
Deedee Van Dyke
Capellana Católica en Joliet, Illinois
Testigo
"La primer Apóstol fue una mujer, María Magdalena. Ella sigue siendo hoy una torre de fortaleza para las mujeres en el ministerio. Si se ordenaran más mujeres al diaconado en la Iglesia Católica Romana, creo que tendríamos homilías más significativas y espiritualmente enriquecedoras, y nuestras liturgias acogerían y darían la bienvenida a todos a la mesa eucarística."
Sonja Grace
Testigo
"Si fuera ordenada diácono, no sería un medio para alcanzar un fin, sino más bien una invitación continua a un camino más profundo y amplio con Cristo. A los diáconos se les pide que se hagan más visibles como manos al servicio de la Iglesia. Responder a tal vocación sería un tesoro, una profundización de mi vida de fe interior enriquecida por las experiencias exteriores de ministerio y servicio. Tanto el camino interior como el exterior se convierten en un anhelo de buscar y conocer al Cristo al que estamos llamados a servir."   
Nina Laubach
Estudiante, Programa de Doctorado en Divinidad, Seminario Teológico de Princeton

Reciba Nuestro Boletín Informativo

Aquí es donde compartimos noticias relevantes, eventos y oportunidades para participar en la labor. 
*Únicamente enviaremos el boletín una vez cada semana, y nunca compartiremos o venderemos su información.