Share
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Testigo
Dra. Lydia Tinajero-Deck
April 21, 2021

Mi experiencia de vocación incluye y va más allá de mi trabajo como médico. Tengo un profundo deseo de caminar con los demás, de servir, ungir y rezar con ellos. También tengo un profundo deseo de sentarme a los pies de Jesús y escuchar sus palabras y salir a proclamar: "He visto al Señor". Aquí es donde experimento la llamada al diaconado.

Los diáconos deben "inspirar, promover y ayudar a coordinar el servicio que toda la Iglesia debe realizar a imitación de Cristo". He llegado a ver que Jesús me ha llamado a servir como diácono: para dar a conocer las necesidades de mis pacientes a mi comunidad eclesial reunida el domingo. Las pequeñas campañas de oración y de atención a las necesidades han dado lugar a hermosas respuestas en mi parroquia. Me siento llamada a conectar mi vocación de médico con mi llamada de diácono. Surgen del mismo deseo de responder a la llamada de Dios de "apacentar mis ovejas".

Me encuentro con Cristo a través de la Iglesia católica y más intensa y profundamente en el Sacramento de la Eucaristía. Me atrevo a imaginar una Iglesia en la que la llamada de Dios a las mujeres para apacentar las ovejas de Dios se extienda desde la comunidad hasta el altar, en la que las mujeres puedan estar en la tradición de Febe y María de Magdala, ofreciendo el alimento de la Palabra de Dios a través de nuestra predicación.

Como Jesús recibió y bendició a la mujer que ungió sus pies, y cómo encargó a María de Magdala que compartiera la Buena Nueva a los demás, la ordenación de las mujeres al diaconado reconocería y bendeciría la gracia de esta vocación en las mujeres. Rezo para que la Iglesia ordene a las mujeres "que han hecho algo bueno" (Mateo 26:10) y "que han hecho lo que han podido" y "han anticipado la unción" (Marcos 14:8) y que vayan a proclamar la Buena Nueva: "He visto al Señor" (Juan 20:18).Mark 14:8) and who go and proclaim the Good News, “I have seen the Lord” (John 20:18).

Dra. Lydia Tinajero-Deck, médico de una bulliciosa clínica comunitaria en el condado de Alameda, California, es lectora, ministro de la Eucaristía, profesora de catecismo y miembro del Comité de Justicia Social de la Parroquia de St. Theresa en Oakland. 

Con los jóvenes de su parroquia, ha coordinado la construcción de casas en Tijuana, México, y está en el segundo año de un programa de formación para convertirse en Compañera Ignaciana. Una católica mexicano-americana, Lydia está casada y tiene cuatro hijos adultos, quienes siguen enseñándole lo que significa "ser iglesia". 

Join the Discernment!

Curious to learn about the mission & vision & community of Discerning Deacons? Join a welcome to meet others and explore ways to get involved!

Endosador
La ordenación de mujeres para el diaconado no es solo una necesidad urgente de la Iglesia para responder a la gran escasez de vocaciones a la vida consagrada, sino también, y más importantemente, una cuestión de Justica y una verdadera edificación del Reino de Dios, donde reconozcamos and afirmemos, como el Cuerpo de Cristo, la IGUALDAD, la dignidad y los dones que mujeres y hombres hemos recibido de nuestro Creador.
Fr. Gonzalo Torres-Acosta, OFM
Somos testigos
“Women are created in the image and likeness of God. Their wisdom, experience, emotional constitution are critical to leading a parish, diocese, any ministry.”
Gregory Michael Barras
Somos testigos
Women need to share their spiritual gifts with others as deacons, serving those who are currently unserved, reaching towards the fullness of the expression of our faith.
Jill Caldwell
Parish and diocesan volunteer in Helena, Montana

Receive Our Newsletter

This is the hub where we share relevant news, events and opportunities to participate in the work. 
*We will send the newsletter only once each week, and we will never share or sell your information.

Copyright All Rights Reserved © 2021 Discerning Deacons

Receive Our Newsletter

This is the hub where we share relevant news, events and opportunities to participate in the work. 
*We will send the newsletter only once each week, and we will never share or sell your information.