A los delegados de la asamblea sinodal: ¡Gracias!

La Asamblea del Sínodo sobre Comunión, Participación y Misión reunida en el Aula Pablo VI (Vatican Media)

Tras un mes en Roma durante el Sínodo sobre Comunión, Participación y Misión, hemos regresado a nuestros hogares con corazones llenos de gratitud. Queremos agradecer a los delegados sinodales que viajaron al Vaticano desde todas partes del mundo, representando diversas culturas y lenguas, buscando una mayor comunión para nuestra Iglesia en el tercer milenio. Durante semanas, entablaron conversaciones en el Espíritu sobre un sinfín de esperanzas, preocupaciones y preguntas que los católicos y las personas de fe de todo el mundo han pedido que se aborden. 

Una de las experiencias más valiosas del proceso sinodal para nuestras delegaciones de Discerning Deacons -mientras participábamos en las actividades públicas del sínodo y organizábamos un simposio sobre un diaconado sinodal- fue estar en comunidad con católicos de todo el mundo conectando sobre nuestras creencias compartidas y teniendo conversaciones honestas sobre nuestras diferencias.   

Ahora que se ha publicado el documento sinodal, Informe de Síntesis: Una Iglesia Sinodal en Misión, queremos expresar nuestra gratitud por cómo el informe afirma el importante papel que las mujeres han desempeñado en la Iglesia durante generaciones. Al reflexionar sobre la mujer en la vida y la misión de la Iglesia, la síntesis detalla las convergencias alcanzadas por los delegados sinodales, los temas adicionales a considerar y siete propuestas que incluyen aumentar el acceso de la mujer a la capacitación y asegurar que las mujeres puedan participar en los procesos de toma de decisiones y asumir roles de responsabilidad en el cuidado pastoral y el ministerio. Esta necesidad se califica de "urgente". 

En cuanto al discernimiento en curso sobre las mujeres y el diaconado, agradecemos a los delegados sinodales su decisión de continuar la conversación. Más de dos tercios de los electores del sínodo apoyaron abordar la posibilidad de mujeres diáconos, afirmando lo que sabíamos que era cierto: este tema no es tan divisivo como nos quieren hacer creer. 

Su propuesta afirma: "Que siga adelante la investigación teológica y pastoral sobre el acceso de las mujeres al diaconado, ayudándose de los resultados de las comisiones instituidas a este propósito por el santo Padre, y de las investigaciones teológicas, históricas y exegéticas ya efectuadas. Si es posible, los resultados deberían presentarse en la próxima Sesión de la Asamblea".

Agradecemos a los delegados que hayan llegado a un acuerdo sobre este próximo paso hacia adelante que se centra en aprender y reflexionar sobre la amplitud de la erudición que ya existe sobre la mujer y el diaconado, mientras se continúa profundizando sobre nuevos interrogantes. Sentimos optimismo por el continuo discernimiento sobre la restauración de las mujeres en el diaconado permanente ordenado y el volver a las tradiciones de la Iglesia primitiva. Esperamos continuar nuestro discernimiento colectivo sobre cómo un diaconado renovado de hombres y mujeres puede revigorizar nuestras comunidades. Esperamos que durante el próximo año más miembros de nuestras comunidades católicas tengan la oportunidad de participar en conversaciones de discernimiento sobre cómo la Iglesia puede servir y acompañar mejor a feligreses y a quienes se encuentran en las márgenes. 

Mi colega, Anna Robertson, que encabezó una delegación de jóvenes adultos a Roma a principios de octubre, también expresa su esperanza: "La afirmación que hace el documento respecto a la corresponsabilidad de las mujeres y su igual dignidad bautismal, así como su reconocimiento de los importantes y urgentes retos a los que se enfrentan las mujeres en la Iglesia y en la sociedad, me dan esperanza en el futuro de la Iglesia. Los jóvenes adultos con quienes viajé a la apertura del sínodo me dan ánimos: jóvenes llenos de fe y profecía que creen en la promesa de la sinodalidad para fortalecer nuestras comunidades, sanar nuestras divisiones y revitalizarnos como una Iglesia que sale a las periferias para vivir la misión de Cristo y compartir la buena nueva".

Te invitamos a que dediques unos minutos a ver este conmovedor Homenaje a las Mujeres del Sínodo (video en inglés) producido por Future Church. Solicitamos tu presencia en cualquiera de las diferentes reuniones por zoom que tendrán lugar en noviembre para reflexionar juntos sobre el informe de síntesis y discernir en qué podemos contribuir el próximo año. Ofrecemos comentarios y análisis reflexivos (todos en inglés) sobre este sínodo innovador a cargo de Liturgy on the Margins, Chris Lamb, y Pilar Timpane. Por último, en noviembre destacamos los esfuerzos mundiales para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas, y si eres madrugadora, la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas (UMOFC), te invita a una proyección y diálogo sobre el documental "In-Visibles No More" el martes, 14 de noviembre, a las 8 am (hora del este de EE.UU. - en inglés) siguiendo este enlace. Yo traeré mi taza de té y ¡espero verte allí!

In Peace,

Comparte este Artículo

Organization
“We raised so much awareness from our event, of both the ongoing Synod and of St. Phoebe and her ministry. Together, we learned of the power of the intercession of St. Phoebe, and how significant her feast day can be to carry the message of women’s roles in the Church.”
The Church of St. Francis Xavier
New York, NY
Organization
“The most meaningful parts of our celebration together included a standing ovation following the witness reflection, the power and strength of the reflection itself, and the procession at the start of mass. In the procession, young women carried in and presented symbols of St. Phoebe including an icon, the commission of St. Paul, a deacon’s stole and a pitcher of water to symbolize our shared baptism.”
Parroquia de San Bernabé
Chicago, IL
Testigo
“Preaching on the Feast of St. Phoebe, and supporting and training other women to preach, was a joyful and invigorating experience. It is beautiful to see women claim the truth that they are called and gifted, and equally beautiful to see the People of God’s receptivity to women’s preaching, ministry, and leadership.”
Rhonda Miska
St. Phoebe Day Witness at St. Thomas More Catholic Community in St. Paul, MN; Founder and Co-convener of the Catholic Women's Preaching Circle; Catholic Women Preach Advisory Board Member

Reciba Nuestro Boletín Informativo

Aquí es donde compartimos noticias relevantes, eventos y oportunidades para participar en la labor. 
*Únicamente enviaremos el boletín una vez cada semana, y nunca compartiremos o venderemos su información.