Consulta Nacional de Discerning Deacons

Estás invitado

Imagina que el Papa Francisco se presenta en tu barrio y quiere dar un gran banquete. Envía su invitación a todas partes, a todo el mundo: a los que van a misa a diario, a los que no han ido a una iglesia en décadas, a los de la Iglesia ortodoxa y a los de la Iglesia baptista y a los humanistas laicos. Quiere escuchar especialmente a los jóvenes, a las mujeres, a los que se sienten al margen de la Iglesia o de la sociedad. 

Foto por Tom Sekula en Unsplash

¿Por qué convocar una reunión de este tipo? Porque nuestro Papa quiere aprender sobre tus penas y sufrimientos, tus esperanzas y sueños para la Iglesia. Imagina que te dijera que ningún tema está prohibido, que ninguna persona está excluida y que el disenso es bienvenido. ¿Y si Francisco te dijera que simplemente quiere escucharte? realmente escucharte. A ti

Pues bien, un sínodo -una reunión mundial de la Iglesia- sobre tus esperanzas y sueños podría ser lo más parecido a la fiesta del barrio con el Papa Francisco. 

El Papa Francisco quiere que la gente de la Iglesia, e incluso los que no forman parte formalmente de ella, se reúnan en círculos de conversación en todo el mundo para dialogar sobre lo que quieren para la Iglesia del futuro. Y piensa escuchar. Al igual que nosotros en Discerning Deacons. 

Queremos dedicar tiempo a compartir nuestras historias... historias de alegría, de dolor. Para compartir nuestras esperanzas y nuestros sueños de lo que podría ser. 

Y empezar a flexionar un músculo a menudo olvidado: el discernimiento comunitario, donde juntos aprendemos a escuchar cómo el Espíritu Santo está vivo, presente en nosotros, moviéndose en nosotros y hablando en y a través de nuestros encuentros. 

Nuestro experimentado equipo de oyentes y facilitadores expertos captará la sabiduría de los reunidos.

Sintetizaremos los temas clave y las ideas de TU CONTRIBUCION en esta consulta histórica. Esto se compartirá directamente con los obispos católicos de Estados Unidos y también lo haremos público.

Preguntas Frecuentes

Parte del papel de un diácono es ser los ojos y los oídos del Obispo - dar a conocer cuáles son las necesidades de la gente, quiénes sufren, qué injusticia exige una respuesta. Reconociendo que el Obispo no puede estar en todos los lugares en todo momento - los diáconos son delegados para llevar la presencia del Obispo al mundo, y a su vez llevar el mundo a la capellanía. 

Como mujeres diaconales - buscamos servir al Obispo de Roma, y al Magisterio de los Obispos que están siendo invitados a salir a las periferias - para escuchar humildemente, para discernir donde el Espíritu Santo está trabajando. 

Pero tal vez usted se encuentre en un lugar en el que las sesiones de escucha ya han pasado, y apenas se está enterando de ellas. 

Si aún no ha tenido la oportunidad de participar, le invitamos a unirse a nosotros en este espacio.

Reconocemos que hay mucha discusión sobre quienes ya no son practicantes - y una infinidad de estrategias sobre "cómo hacer que la gente regrese". No estamos aquí para tener una agenda o probar estrategias en ti. Queremos crear un espacio de escucha - no para disculparnos o defender a la Iglesia, ni para juzgarte por el camino que llevas. 

Asumimos un compromiso especial contigo: no se trata de una llamada secreta de "vuelta a casa católica". Para algunos puede ser más como una entrevista de salida que nunca ocurrió. Nos gustaría escuchar - confiamos en que tal vez no hayas sido escuchado al reflexionar sobre el camino que estás recorriendo y dónde elegiste alejarte - tal vez donde sentiste que la Iglesia se alejaba de ti. Tu perspectiva es importante y necesita ser escuchada.

Estamos escuchando que algunas diócesis han tenido una participación muy limitada. La USCCB ha creado una estructura especial de información con una 16ª región adicional para asegurar que todos tengan un camino para ser escuchados en este viaje. 

Así que sí: esta es una forma concreta de participar en el sínodo.

Si quieres participar como grupo que es en persona - por favor, escríbenosY si no, te invitamos a correr la voz entre los miembros de tu red.

Planea asistir con el corazón abierto y la voluntad de hablar y dar cabida a las voces de los demás. Podrías considerar en oración la pregunta: "Si pudiera tomar un café con el Papa Francisco, ¿qué querría compartir con él?".

Considera: en tu propio camino con la Iglesia, ¿dónde te has sentido más vivo e invitado a participar? ¿Dónde has sentido que la Iglesia te ha dejado atrás, o que no te has sentido invitado a compartir tus dones? ¿Hay experiencias de dolor? ¿Hay sueños que tienes en tu corazón sobre cómo la Iglesia podría crecer y dar pasos para caminar contigo y con tus seres queridos hoy? 

Por último: ¿cómo resuena la cuestión de los roles, los dones y la vocación de las mujeres en tu propia experiencia vivida? ¿Qué pasos esperarías que diera la Iglesia para recibir los dones de las mujeres para una iglesia sinodal? 

A Prayer for Synodality, 2022. Cera de vela de Adviento, lápiz de color, acuarela sobre papel translúcido, montado sobre boletines de un servicio de oración de Taizé. ©2022 por Casey Murano, utilizado con permiso del artista.

Copyright All Rights Reserved © 2021 Discerning Deacons

Reciba Nuestro Boletín Informativo

Aquí es donde compartimos noticias relevantes, eventos y oportunidades para participar en la labor. 
*Únicamente enviaremos el boletín una vez cada semana, y nunca compartiremos o venderemos su información.