Testimonios para quienes anhelan una palabra de esperanza

Los Santos de Selma por Kelly Latimore

Estamos llamados a dar testimonio. Estamos llamados a dar testimonio de la grandeza de Dios, de la inmensidad de este extraordinario universo, de la gracia que nos impulsa a seguir avanzando tan lentamente hacia la visión divina de justicia, paz e integridad.

Dra. Yolanda Scott Brown

En el boletín de esta semana felicitamos a la Dra. Yolanda Scott Brown colaboradora de DD, por haber recibido el Premio MLK Drum Major en el Desayuno de Oración anual MLK de Los Ángeles. Yolanda, colega y amiga, ha dado testimonio de una fe que hace justicia y recientemente se jubiló tras servir 10 años como directora de vida parroquial de la Iglesia del Santísimo Sacramento en Hollywood.

Las lecturas de este domingo han centrado nuestra atención en la llamada a dar testimonio, según señala Lisa Frey, mientras reflexiona (en inglés) sobre su visita al memorial de MLK en Washington DC y el "profundo pozo de valentía del Dr. King para nombrar lo que veía, su perseverancia en predicar, en compartir su sueño con todos quienes tanto anhelaban una palabra de esperanza".

La llamada a dar testimonio también la escuchan las hijas, hermanas y madresañade Lisa. Estamos llamadas a compartir nuestras historias de la promesa de Dios, especialmente allí donde hay hambre de justicia, de vida, de liberación: "En las mesas familiares o en las mesas de reuniones, al lado de un enfermo o en las computadoras portátiles... el testimonio debe elevarse dondequiera que haya hambre de él. No es tiempo de encogerse, de protestar por sentirse insuficiente, poco preparado, abrumado, de ser muy joven, muy viejo, del género, la raza o la orientación equivocados. No, el testimonio es nuestra llamada".

Lisa Frey

El año pasado compartimos varios testimonios de mujeres diaconales notables en el ministerio, y los lectores de DD los encontraron impactantes y esperanzadores – encendiendo la llama de la visión de Iglesia en la que la vocación de todos es reconocida y apoyada para la construcción del reino de Dios.

Al comenzar este nuevo año, nosotros también estamos escuchando la llamada a ofrecer más testimonios de la labor profética de las mujeres católicas diaconales en nuestras iglesias locales, ministerios universitarios, organizaciones comunitarias, capellanías, o en cualquier lugar donde ella está llevando la luz de Cristo y de pie junto a los que están en los márgenes y periferias. Te invitamos a que consideres la posibilidad de escribir un testimonio –de unas 500 palabras– respondiendo a estas tres preguntas sobre una mujer en el ministerio, viva o fallecida:

  1. ¿Por qué te importan la vida y el testimonio de esta mujer?
  2. ¿Cuál es un recuerdo favorito que tienes de ella?
  3. ¿Cómo da testimonio de su fe y qué impacto ha tenido en tu vida o en la vida de otros?

Te invito a ponerte en contacto conmigo en ellie@discerningdeacons.org si deseas compartir un testimonio y una foto. Con gusto te proporcionaremos recursos de edición para que puedas hacer visible tu testimonio.

Comparte este Artículo

Promotor
“It is time for our Church to acknowledge the role of countless women serving the people of God in positions of ministry and leadership.”
Promotor
“It is time for the Church to heed the Spirit’s voice, recognizing women’s call to the diaconate and allow the Spirit to restore and renew the Body of Christ so that it may fully live into its identity of missionary discipleship.”
M. Therese Lysaught, Ph.D., Theologian
Theologian, Doctor of Philosophy - Loyola University Chicago and the Pontifical Academy for Life (Chicago, IL/Madison, WI)
Dar Testimonio
"Siento que la Iglesia católica, tal y como está estructurada, no es lo que Jesús imaginó para sus seguidores, muchos de los cuales eran mujeres de su época. ¿Qué pasó?"
Joan D. Martin
Miembro del Cuerpo de Voluntarios Ignacianos, feligrés de la Comunidad Católica New Roads en Belmont, MA

Reciba Nuestro Boletín Informativo

Aquí es donde compartimos noticias relevantes, eventos y oportunidades para participar en la labor. 
*Únicamente enviaremos el boletín una vez cada semana, y nunca compartiremos o venderemos su información.