2022: Un examen de fin de año de Discerning Deacons

Ofrecemos la reflexión de hoy como un examen, un repaso del notable camino sinodal que hemos recorrido. Hace un año, en diciembre, estábamos planificando con entusiasmo la mejor manera de acompañar, capacitar y preparar a posibles Animadores del Sínodo mientras organizaban consultas locales de escucha en sus diócesis para la primera fase del Sínodo global sobre Comunión, Participación y Misión. Nos sentimos afirmadas como protagonistas habiendo viajado a Roma con Núcleo Mujeres REPAM para la misa de apertura del sínodo global, donde nos reunimos brevemente con el Papa Francisco, y le regalamos la imagen de Santa Febe, patrona de las mujeres diáconos por Laura James.

El ministerio profético del diácono es un don restituido a la Iglesia en el Concilio Vaticano II, y creemos que la invitación a formar parte de una Iglesia sinodal es una manera de renovar el diaconado para la misión en el tercer milenio. Los diáconos son como ministros en el umbral y constructores de puentes que conectan a aquellos que podrían quedar fuera de la distribución del pan, llevando sus necesidades ante nuestros obispos y presbíteros – para que juntos podamos caminar como pueblo de Dios.

Formándonos para la Sinodalidad
A principios de enero del 2022, enviamos una convocatoria abierta a los católicos para que se convirtieran en protagonistas – personas que buscaban formar y ser formadas para la primera fase de consulta de escucha del sínodo global. Guiadas por los documentos preparatorios de la oficina del Sínodo y por el formato de las Conversaciones Espirituales, nuestro equipo desarrolló un proceso de formación ministerial intencionado y con fundamento teológico.

Reunimos a más de 150 participantes en la primera sesión de Retiro y Formación de Animadores Sinodales, y más de 100 siguieron participando activamente en las actividades de formación permanente para formarse en las capacidades de encuentro, escucha, diálogo y discernimiento.

En menos de seis meses, los Animadores del Sínodo realizaron 358 consultas sinodales de escucha con aproximadamente 8.819 personas. En los casos donde se informó la ubicación, se llevaron a cabo 188 encuentros en persona y 122 de forma virtual. Aproximadamente 2.116 participantes fueron menores de 18 años y participaron en un marco parroquial o escolar.

En marzo, en colaboración con la Fundación de la Liga de Mujeres Católicas, las Hermanas de San José de Carondelet y la Universidad St. Catherine de St. Paul (Minnesota), organizamos un foro temático sinodal sobre la mujer y el diaconado, en el que participó el arzobispo Bernard Hebda. Nuestra pregunta clave: "¿Qué nos dice el Espíritu Santo a cada uno de nosotros con respecto a la ordenación de mujeres como diáconos permanentes como una forma de crecer en nuestro caminar juntos?" El tema más destacado fue que la ordenación de mujeres como diáconos podría ayudar a la Iglesia a crecer en la misión, liberando el potencial de miles de ministros para las necesidades pastorales insatisfechas.

A lo largo de estas consultas, los Animadores del Sínodo y las personas encargadas de tomar notas contribuyeron con informes reflexivos procedentes de todo los Estados Unidos y de algunos otros países. Nuestro equipo de autores sintetizó lo que se escuchó en un informe, Discerning Deacons por una Iglesia Sinodalque compartimos con el Sínodo en Roma y con la Conferencia de Obispos Católicos de EE.UU. (USCCB por sus siglas en inglés) como parte de la Región XVI (en la que las contribuciones fueron ofrecidas por organizaciones católicas nacionales).

Discerning Deacons de Viaje
A lo largo del año, Discerning Deacons viajó para encontrarse con nuevas audiencias, compartir las buenas nuevas del sínodo y comprometer a los católicos en el discernimiento de nuestra Iglesia sobre los roles ministeriales de las mujeres. Entre nuestros destinos, fuimos recibidas en el Congreso de Educación Religiosa en Los Angeles; en la Parroquia de San Bernabé en Chicago; en la Conferencia Nacional Católica del Ministerio Hispano: Conferencia Raíces y Alas en Arlington, VA; en la Asamblea Anual de la Asociación de Sacerdotes Católicos de EE.UU. (AUSCP por sus siglas en inglés) en Baltimore; la Cumbre de Liderazgo Católico en Washington, DC; el Taller de la Familia Ignaciana por la Justicia en Washington, DC; y la reunión de la Voz de los Fieles (página en inglés) en Boston para conmemorar los 20 años del esfuerzo por renovar las estructuras de la Iglesia y la participación de los laicos tras los escándalos de abusos del clero. Las oportunidades de encontrarnos en persona y de profundizar nuestras relaciones nos han permitido ser testigos de la persistente esperanza que muchos de nosotros llevamos en el corazón, de poder renovar la Iglesia para la misión.

Testigos y Testimonio
En nuestro boletín semanal, “The Witness” (El Testigo), invitamos a reflexionar a aliados como el párroco rural P. Michael Hickin, el párroco urbano P. Brendan Busse, SJ, y el Diácono Steve Wodzanowski quienes comparten la visión de ampliar las oportunidades para los roles de liderazgo de las mujeres en nuestra Iglesia, para que la Iglesia pueda crecer en su capacidad de amar y servir al pueblo de Dios. La Hna. Elizabeth Young escribió sobre el trascendental Consejo Plenario australiano en el que el documento final afirmaba que "en caso de que la ley universal de la Iglesia se modifique para autorizar el diaconado para las mujeres, el Consejo Plenario recomienda que los obispos australianos examinen la mejor manera de aplicarlo en el contexto de la Iglesia en Australia"Gratitud a los obispos australianos por manifestar a la Iglesia universal su voluntad de recibir a las mujeres diáconos.

Este año Casey y su familia viajaron en una peregrinación sinodal aprendiendo del extraordinario testimonio de matrimonios de diáconos en Chiapas, México, así como participando en la misa del 60 aniversario del Vaticano II en Roma, entre muchas otras aventuras. Ellie experimentó de primera mano la fortaleza y dedicación del ministerio diaconal de la Hna. Ciria Mees en el corazón del Amazonas boliviano, y escribió una reflexión que ha sido ampliamente compartida sobre la diferencia que representa para nuestras hijas y sobrinas el recuperar la historia de las mujeres diáconos católicas.

Asimismo, Discerning Deacons buscó profundizar nuestro entendimiento del camino sinodal según se ha ido desarrollando alrededor del mundo: en América Latina con Mauricio López, en Australia (en inglés) con el Dr. Richard Lennan, y en Irlanda (en inglés) con la Dra. Nicola Brady. El Instituto de Estudios Católicos Avanzados de la USC invitó a Casey a participar en un panel sobre Mujeres en Ministerio en la Iglesia Católica(En inglés), junto con la socióloga de Notre Dame Dra. Tricia Bruce y la escritora estadounidense Rachel Lu. La grabación del webinar que organizamos en colaboración con el Boston College en diciembre, en el que participaron Richard Coll, de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, el teólogo Dr. Rafael Luciani y la Dra. Maureen O'Connell de Discerning Deacons, estará disponible en enero.

Una peregrinación histórica a Nuestra Señora de Guadalupe
Este año celebramos la Fiesta de Santa Febe viajando a un lugar sagrado que nos permitiría experimentar nuevas gracias y renovación espiritual. Discerning Deacons y miembros del Núcleo Temático Mujer y Ministerialidad de la Conferencia Eclesial de la Amazonía-CEAMA se unieron para organizar una histórica peregrinación intercontinental a la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe en la Ciudad de México del 31 de agosto al 5 de septiembre de 2022.

Cincuenta y seis peregrinos participaron, movidos por una devoción compartida a Nuestra Señora de Guadalupe y un compromiso vivo para fomentar una Iglesia sinodal y misionera. Los peregrinos llegaron del Amazonas – Brasil, Bolivia y Colombia – así como de 14 estados de EE.UU., incluyendo delegaciones de Los Ángeles, Minnesota, Chicago, San Francisco, Ohio, South Bend, Washington, D.C. y Miami.

A través de animadas celebraciones de la Eucaristía, diálogos sinodales, sesiones de discernimiento comunitario y visitas a la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe y a otros lugares sagrados, los peregrinos buscaron vivir juntos las siguientes preguntas fundamentales:

  • ¿Qué revelan los encuentros entre Nuestra Señora de Guadalupe, Juan Diego y el obispo sobre cómo hemos de caminar juntos en un camino sinodal en el tercer milenio?
  • ¿Qué se revela sobre el papel de la mujer, su liderazgo y sus dones para el ministerio en la Iglesia de hoy?

La semana pasada, para la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe el 12 de diciembre, ofrecimos los frutos de estos profundos días de oración en esta síntesis, que incluye una carta de presentación del arzobispo Roque Paloschi de Porto Velho, Brasil. Humildemente ofrecemos este informe como una contribución a la etapa continental del sínodo global mientras los fieles continúan discerniendo cómo la Iglesia está siendo llamada por el Espíritu Santo a repensar la participación de las mujeres, incluso para el diaconado ordenado.

¡Nos han escuchado!
A lo largo del año hemos tenido la esperanza de que los documentos de síntesis para EE.UU. y para la etapa continental reflejaran los numerosos sueños, esperanzas, lamentos y preocupaciones que hemos escuchado en cientos de consultas. Nos sentimos aliviadas y encantadas de que la síntesis Nacional de EE.UU. publicada en septiembre mencione claramente el deseo común de los fieles de "ser una Iglesia más acogedora en la que todos los miembros del Pueblo de Dios puedan encontrar acompañamiento en el camino". Esto incluye una postura más receptiva hacia los católicos LGBTQ y sus familias, los católicos divorciados, las mujeres, las diversas comunidades culturales y étnicas, las personas de color, los católicos jóvenes, y la eliminación de las barreras a la accesibilidad para las personas con necesidades especiales. Se reconoce la importancia de la contribución de las mujeres a las comunidades religiosas locales, y se menciona el deseo de "reforzar el liderazgo, el discernimiento y la toma de decisiones de las mujeres -tanto laicas como religiosas- en sus parroquias y comunidades".

En octubre, el Papa Francisco anunció que el proceso sinodal global se extendería un año más, hasta el 2024. "Los frutos del proceso sinodal son muchos, pero para que alcancen su plena madurez es necesario no tener prisa", dijo el Papa Francisco, añadiendo que la extensión constituía un intento de contribuir a que la sinodalidad forme parte de la "naturaleza constitutiva de la Iglesia." (de la Cobertura de Celam). En Discerning Deacons recibimos con gusto esta noticia. Nos da a todos un año más para ser intencionales y enfocarnos en construir nuestras capacidades para escuchar, dialogar y discernir – particularmente entre el sensus fidelium (el sentido de los fieles) y el magisterio mientras discernimos el llamado de Dios sobre cómo debemos caminar juntos como el Cuerpo de Cristo en el tercer milenio.

Seguimos experimentando el poder de una gracia inesperada cuando, a finales de octubre, el Documento de trabajo para la Etapa Continental (DEC), titulado "Ensancha el espacio de tu tienda", dedicó seis párrafos a repensar la participación de la mujer en la Iglesia (nº 60-65). El equipo de síntesis del Vaticano articula lo que se ha escuchado sobre la participación de la mujer en la Iglesia y los pasos a seguir en el discernimiento. "Desde todos los continentes llega un llamamiento para que las mujeres católicas sean valoradas, ante todo, como miembros bautizados e iguales del Pueblo de Dios. Es casi unánime la afirmación de que las mujeres aman profundamente a la Iglesia, pero muchas sienten tristeza porque su vida no suele ser bien comprendida y sus aportaciones y carismas no siempre son valorados", afirma el DEC (#61).

Esta cuestión se califica de "punto crítico" y señala que para que la Iglesia cumpla su misión es necesaria una conversión de la cultura eclesial, junto con nuevas prácticas y estructuras (#60). La DEC afirma que, "tras una atenta escucha del contexto, piden que la Iglesia continúe el discernimiento sobre algunas cuestiones específicas: el papel activo de las mujeres en las estructuras de gobierno de los organismos eclesiásticos, la posibilidad de que las mujeres con una formación adecuada prediquen en los ambientes parroquiales, el diaconado femenino." (#64)

Estas tres recomendaciones para el discernimiento de una participación más plena de las mujeres en la Iglesia están ahora abiertas al discernimiento de todo el Pueblo de Dios en la siguiente etapa del sínodo global: la etapa continental. Es una buena nueva que debe compartirse amplia y extensamente. Con tu apoyo, esperamos compartir "Ensancha el espacio de tu tienda" con la mayor cantidad de personas posible en el 2023. La Escuela de Sinodalidad de Santa Febe (en inglés), que lanzamos en otoño, y las sesiones de reflexión sobre "Ensancha el espacio de tu tienda" continuarán en el 2023. Te invitamos a caminar con nosotros y a invitar a otros a que se unan mientras seguimos cultivando esta importante conversación de discernimiento durante los próximos 22 meses.

Apoyar la Misión: Hazte patrocinador de Discerning Deacons
Durante esta temporada de regalos y donaciones, te invitamos a participar con una contribución monetaria. Este año, gracias al apoyo de nuestros benefactores, Discerning Deacons pudo vivir nuestra misión de hacer crecer la conversación.

Sabemos que no todos tienen tiempo para organizar o reunirse, de modo que si te has preguntado cómo puedes apoyar a Discerning Deacons, una contribución monetaria sería un aporte impactante. Nos honra el apoyo que recibimos de quienes dan 10 dólares al mes o 5.000 dólares al año. Cada donación nos recuerda que no caminamos solos, y tu confianza en nuestros esfuerzos nos impulsa.Gracias por respaldar nuestro trabajo mientras seguimos avanzando. Sigue este enlace para hacer una contribución..

Algunas cosas que hemos aprendido en el camino sinodal
A medida que completamos el trabajo y el ministerio del 2022, hacemos una pausa para reflexionar y dar gracias por algunas cosas que hemos aprendido como una comunidad de diáconos en discernimiento en el camino sinodal. Hemos aprendido que los católicos ordinarios en parroquias y escuelas y organizaciones católicas pueden ser protagonistas en convocar a la gente para el encuentro, la escucha, el diálogo y el discernimiento. El sínodo mundial busca ensanchar el espacio de la tienda para que todos tengan un papel.

Aprendimos que la gente ama su fe y a la Iglesia y está deseosa de compartir sus esperanzas, sueños, preocupaciones y lamentos si es invitada a hacerlo.

Aprendimos que el Espíritu Santo está vivo en las periferias y que el rostro de Jesucristo puede encontrarse en los márgenes. La comunión de Dios suele ser más grande y sorprendente de lo que imaginamos.

Aprendimos que podemos construir comunidad juntos cuando nos arriesgamos a compartir nuestras alegrías y desilusiones, nuestros sueños y nuestra frágil, persistente y renovada esperanza de poder caminar juntos, incluso por encima de nuestras diferencias.

Aprendimos que tenemos muchos aliados entre laicos, diáconos, esposas de diáconos, religiosas, sacerdotes y obispos que quieren recorrer el camino sinodal con nosotras.

Aprendimos que podemos hacer contribuciones valiosas al proceso sinodal global y que el Espíritu Santo está vivo con un desborde de gracias inesperadas.

Aprendimos que, al igual que Juan Diego, nosotros también estamos llamadas a ser protagonistas improbables de una Iglesia que escucha, apoyándonos en nuestros carismas diaconales para crear nuevos encuentros en los que el Espíritu pueda moverse por el bien común de todos.

Hemos aprendido a dejar que nuestros corazones se llenen de gratitud por las bendiciones extraordinarias de este año y por cada uno de ustedes que caminan junto a nosotros. Nosotras, Ellie y Casey, y nuestro extraordinario equipo en Discerning Deacons: Anna, Carolina, Lisa, Maureen, les damos nuestro más profundo agradecimiento.

Hemos enumerado notas sobre Discerning Deacons en las noticias en el 2022. Y te invitamos a acompañarnos en oración al comenzar el 2023. Las mujeres diaconales de St. Paul y Minneapolis nos guiarán en nuestro servicio de oración mensual de Santa Febe: por una Iglesia Sinodal, el martes 3 de enero a las 20 hrs (hora del este de EE.UU) y reflexionarán sobre la Epifanía – y en particular sobre los dones de las mujeres sabias. Te esperamos, inscríbete aquí –ofreceremos interpretación al español.

La próxima edición de nuestro boletín, "The Witness", se publicará el 11 de enero. Hasta entonces, te deseamos a ti y a tus seres queridos abundantes bendiciones y paz en estas Navidades,

Ellie & Casey

Ellie & Casey

Co-Directoras de Discerning Deacons

Comparte este Artículo

Promotor
“It is time for our Church to acknowledge the role of countless women serving the people of God in positions of ministry and leadership.”
Promotor
“It is time for the Church to heed the Spirit’s voice, recognizing women’s call to the diaconate and allow the Spirit to restore and renew the Body of Christ so that it may fully live into its identity of missionary discipleship.”
M. Therese Lysaught, Ph.D., Theologian
Theologian, Doctor of Philosophy - Loyola University Chicago and the Pontifical Academy for Life (Chicago, IL/Madison, WI)
Dar Testimonio
"Siento que la Iglesia católica, tal y como está estructurada, no es lo que Jesús imaginó para sus seguidores, muchos de los cuales eran mujeres de su época. ¿Qué pasó?"
Joan D. Martin
Miembro del Cuerpo de Voluntarios Ignacianos, feligrés de la Comunidad Católica New Roads en Belmont, MA

Reciba Nuestro Boletín Informativo

Aquí es donde compartimos noticias relevantes, eventos y oportunidades para participar en la labor. 
*Únicamente enviaremos el boletín una vez cada semana, y nunca compartiremos o venderemos su información.